Archivo del blog

martes, 23 de enero de 2007

Emily Dickinson:"POEMAS"



Poemas
Emily Dickinson


I


Blandió sus hermosas palabras como Filos¬-
Que relucientes brillaron¬-
Y cada una descubría un Nervio
O perversas llegaban al Hueso¬-


Ella nunca consideró -que así hería¬-
Eso -no era Cuestión de Aceros¬-
Un mordisco vulgar en la Carne¬-
Cuánto dolor soporta el Ser Humano-
¬

Quejarse es de humanos -no es educado-
Una visión sobre el ojo
La vieja Costumbre de la Mortalidad¬-
Esperando -Morir-


II


Llegó un Día en el reinado del Verano¬-
Todo para mí¬-
Pensé que eso era sólo para los Santos,
Cuando la Resurrección -llega¬-


El Sol, como de costumbre, siguió de viaje,
Las flores, de siempre, volaron,
Como si el alma no fuera al solsticio
Para crear todas las cosas de nuevo¬-


El tiempo fue apenas profanado, por discursos-
¬El símbolo de una palabra
Innecesario, como en los Sacramentos,
El Sagrario -de Nuestro Señor¬-


Uno a uno El Sellado Templo,
Permitió la comunión ésta -del tiempo-
¬Menos aún nuestra torpeza
En la Cena del Cordero.

Las horas se deslizaron rápido -como siempre¬-
Aglutinadas fuertemente, por manos ávidas¬-
Así los rostros en dos andenes, se miraron,
limitados por llanuras opuestas¬-


De modo que cuando todo el tiempo se licuó,
Sin ningún sonido externo
Cada uno reverenció el Crucifijo del Otro-
¬Sin hacer ningún otro comentario¬-

Suficiente fe, para elevarnos¬
Atestiguó -al fin, la Tumba¬-
A esa nueva Boda,
Justificada-tras Calvarios de Amor.


III


Cuando ansiaba, Recuerdo
Justo en el lugar donde me paro¬-
Detrás de la Ventana que da al Oeste¬-
Al Agreste Aire -eso era bueno-


¬Ninguna nevada pudo morderme¬-
Ninguna helada pudo enfriarme-
¬Deseo fue lo que me mantuvo caliente-
¬No un chal de lana Merino¬-


Cuando temí -Recuerdo¬-
Era Justo el Día-
Los Mundos yacían al Sol-¬
De Todos modos la Naturaleza helaba-


¬Hielos punzantes sobre mi alma
Pesares Azules y Fríos¬-
El Pájaro cantó alabanzas por doquier
Sólo yo -permanecí inmóvil-


Y el Día en que desesperé¬-
Esto -si lo olvido¬-
La Naturaleza hará -que sea Noche¬-
Después de la puesta del Sol¬-


La Oscuridad partirá su rostro-
¬Y le quitará su mirada¬-
La Naturaleza dudará -ante
La Memoria y Yo-


IV


Mi vida concluyó dos veces antes de terminar-
¬Aún queda por ver
Si la Inmortalidad revela
Un tercer evento para mí.


Tan grande, tan imposible de concebir
Como ésos que dos veces acontecieron
Partir es todo lo que conocemos del cielo,
Y todo lo que necesitamos del infierno.


V

¡Yo no soy nadie! ¿Quién eres tú?
¿Eres -nadie- Acaso?
¿De modo que ya somos un par?
¡No lo digas! lo divulgarían -¡ya lo sabes!

¡Qué aburrido-ser-Alguien!
Tan impúdico -Como un sapo¬-
Oír tu nombre- durante todo Junio-
¬¡Para que te admire un pantano!


VI


Algunos guardan el Sabbath concurriendo al Templo-
Yo lo guardo quedándome en mi Hogar¬-
Con un Bobolink como Director del Coro-
¬Y un Huerto, por Cúpula¬-


Algunos guardan el Sabbath con el Alba-
Yo sólo uso mis Alas¬-
Y en lugar de tañir las campanas, llamando al Templo¬-
Nuestro pequeño Sacristán -canta¬-


Dios predica notable Sacerdote¬-
Y el sermón nunca es largo,
Y -en lugar de ir al Cielo, de una vez¬-
Me estoy yendo desde ahora.




VII

La biblia en un antiguo volumen-
Escrita por deslucidos
Hombres Con la sugerencia de los
Espectros Sagrados-
¬Los Temas –Belén-
El Edén -la antigua Morada¬-
Satanás -el Brigadier¬-
Judas -e1 Gran Traidor-
¬David -el Trovador¬-
El Pecado -un distinguido Príncipe
Otros deben resistir¬-
Los muchachos "creyentes" están muy solos¬-
Otros muchachos están "perdidos"¬
Debería tener este Cuento un narrador susurrante¬-
Y todos los Muchachos vendrían¬-
El Sermón de Orfeo cautivaba¬-
No condenaba-


VIII


Publicar -es la Subasta
De la Mente del Hombre-
¬La Pobreza -Justifica
Una cosa tan tonta

Es posible -pero nosotros- preferiríamos
Ir desde Nuestro Desván
Blanco -Al Blanco Creador¬-
Ataviar -Nuestra Nieve¬-


Los Pensamientos pertenecen a Aquél que los dio¬-
Entonces -es Aquél quien soporta
Su Corpórea ilustración –Vende
El Aire Real¬


En el Envoltorio -Sé el Mercader
De la Gracia Divina¬-
Sin reducir el Espíritu Humano
A la Desgracia del Precio¬


IX


Qué dulces -Querubínicas Criaturas-
¬Estas Damas Gentiles son-
Uno debería de pronto asaltar una nube
O profanar una Estrella-


Tan Labradas Convicciones¬-
Tan refinado Horror
Salpicada la Naturaleza Humana¬-
De Deidades -avergonzadas¬-

Es tan vulgar -la Gloria¬-
Que a un Pescador -Degrada-
¬Redención -Frágil Dama¬-
De modo que ten -Vergüenza de El-


X


Me gusta verlo sorber las Millas-
Y lamer los Valles¬-
Y detenerse a comer en el Estanque¬-
Y luego -prodigioso irse


Rodeando una Cadena de Montañas¬-
Y arrogante escudriñar
En las Chozas -a la vera del Camino-¬
Y luego atravesar una Cantera


Para ajustarse a las Costillas
Y arrastrarse en medio
Quejándose de continuo
En horrible -ululante estrofa¬-
Persiguiéndose a sí mismo Colina abajo¬-

Y relinchar como Boanerges
Luego -puntual como una Estrella
Detenerse -dócil y omnipotente
A la puerta de su propio establo¬


XI


Morí por la Belleza -pero no fue suficiente
En la Tumba ajustada
Cuando El que murió por la verdad, yacía
En el Cuarto contiguo¬
Se preguntó quedamente "(¿Por qué fracasó?)"
"Por la Belleza", yo repliqué¬-
Y yo dije -por la Verdad -Son uno-
¬"Cofrades, somos," -dijo¬-


Y así, como los deudos, que se encuentran de Noche-
¬Hablamos de una Habitación a la otra¬-
Hasta que el musgo llegó a nuestros labios¬-
Y cubrió -nuestros nombres-


XII


Dios es un distante -soberbio Amante-
¬Quien, nos gobierna -por medio de Su Hijo¬-
Verdaderamente un Vicario Amante¬-
"Miles", y "Priscilla", fueron tal como el Uno-


Pero, sólo el Alma -parecida a la rubia "Priscilla"
Elige al Enviado -y desdeña al Novio¬-
Responde, con hiperbólico sufrimiento¬-
"Miles", y "John Alden" son sinónimos-




XIII


Salí temprano -Llevé a mi Perro-
¬Y visité el Mar¬-
Las Sirenas del Fondo
Salieron a mirarme¬


Y las Fragatas -en el piso de Arriba
Extendieron sus Manos de Cáñamo-
¬Presumiendo que yo era un ratón-
¬Encallado -en la Arena¬-


Pero ningún Hombre pudo moverme -hasta que la Ma¬rea
Cubrió mi sencillo Zapato¬-
Y llegó hasta mi Delantal -y hasta mi Cinturón¬-
Y hasta mi Corpiño -también¬-


E hizo de cuenta cual si me devorase¬-
Enteramente como el Rocío
Sobre una Mata de Dientes de León¬-
Y luego -eché a andar -yo también-


¬Y El -El me siguió -de cerca¬-
Yo sentí Su Talón de Plata
Sobre mi Tobillo -y luego mis Zapatos-
¬Rebosaban de Perlas-


Hasta que así Nos encontramos con la Sólida Ciudad-
¬A Nadie El parecía conocer¬-
Y haciéndome una reverencia -con aire Poderoso¬-
A mí -El Mar se retiró.


XIV


Probé un licor nunca antes degustado¬-
En Vasijas ahuecadas con Perlas destiladas-
¬¡Ni en todas las Cubas que bordean al Rhin
Dan semejante Alcohol!!


Ebria de Aire yo estoy-
¬Y viciada de Rocío¬-
Vértigo -en los interminables días de estío¬-
Desde las posadas de Azul Fundido-

¬Cuando el "Patrón" echó a la borracha Abeja
Fuera del umbral de los pequeños¬-
Cuando las Mariposas -renuncian a sus "traguitos"-
¬¡Yo continuaré bebiendo!


Hasta que los Serafines agiten sus nevados Sombreros¬-
Y los Santos -corran a las ventanas¬-
Para ver a la pequeña
Beoda Recostada en el -Sol-


XV


El Cerebro -es más amplio que el Cielo¬-
Porque -ponlos juntos¬-
El uno contendrá al otro
Con facilidad -y a ti-además¬-


El Cerebro es más profundo que el mar-
¬Porque -sosténlos- Azul con Azul¬-
El uno absorbe al otro¬-
Como las Esponjas -hacen-con los Baldes¬-

El Cerebro es justo el peso de Dios¬-
Porque pésalos-Libra por Libra¬-
Y serán diferentes -es seguro¬-
Como lo es el Sonido de la Sílaba-


XVI


Es un precioso -decadente-placer-
¬Encontrar un Libro Antiguo¬-
Justo con el Vestido que usó su tiempo
Un privilegio –creo-

¬
Tomar su Mano venerable¬-
Y calentarla en la nuestra-
¬Un pasaje-o dos-de vuelta¬-
A los Tiempos cuando él era -más joven¬-

Sus calladas opiniones -examinar¬-
Sus pensamientos determinar
En Temas que conciernen a nuestra mutua mente-
¬La Literatura del Hombre¬-


Qué interesó a los Estudiosos -mucho más-
¬Que competían¬-
Cuando Platón -era una Certeza¬-
Y Sófocles -un Hombre¬-


Cuando Safo -era una Muchacha-
¬Y Beatriz usaba
La Túnica que Dante -deificara-
¬Hecha en Siglos anteriores-


El los recorre -familiar¬-
Como si uno fuera al Pueblo¬-
Y te dice que todos tus Sueños -fueron realidad¬-
El vivió -donde nacieron los Sueños¬-


Su presencia es Encantamiento¬-
Le ruegas que se aleje¬-
Viejos Volúmenes sacuden sus Cabezas como Globos
Y exasperan justamente así¬-


XVII


Hasta mis Libros -buenos para recordar¬-
Lejanas orillas de Días cansados¬-
La Abstinencia medio querida¬-
Y el Dolor -ausente-es Alabado¬-


Como los Aromas -alegran Huéspedes Atrasados
Con Banquetes a realizar¬-
De modo que las Especias -estimulan la espera
Llegando hasta mi pequeña biblioteca-


¬Pueden ser Soledades –sin-
Lejanas pisadas de fracasados Hombres-
¬Pero las Vacaciones -excluyen la noche¬-
Y suenan Campanas -dentro¬-


Agradezco a los Hombres del Rey del Estante¬-
Su Forma de Contenerme
Fascinada -en espera¬-
Con la Satisfacción -obtenida-


XVIII


¡Qué misterio invade un pozo!
Que el agua viva tan lejos-
Un vecino de otro mundo
Residiendo en una jarra


Cuyo límite nadie ha visto nunca
Pero justo su tapa es de vidrio¬-
¡Cómo para mirar cada vez que uno quiera
En el rostro del abismo!


El pasto no aparenta tener miedo
A veces me pregunto si él
Puede pararse tan cerca y parecer tan desafiante
Ante lo que es temido para mí.


Relacionados pueden estar,
El junco se encuentra junto al mar-
¬Donde él está sin suelo
Y no delata timidez


Pero la naturaleza continúa siendo extraña;
Aquéllos que la citan más
No han traspasado su casa hechizada
Ni han simplificado su fantasma aún.


Pena por los que no la conocen
Se compadecen con el remordimiento
De quienes la conocen, la conocen menos
Cuanto más se le acercan.


XIX


Al menos -orar--es permitido-permitido
Oh, Jesús -en el Aire¬-
No sé en que habitación estás
Y golpeo -por todas partes¬-


Has instalado Terremotos en el Sur¬-
Y Maremotos en el Mar¬-
Di, Cristo Santo de Nazaret¬-
¿Tú no tienes un brazo para mí?


XX


Por supuesto -que yo rezaba¬ –
¿Y le importó eso a Dios?
Le importó tanto como si en el Aire
Un Pájaro -hubiera estampado su huella¬-
Y gritado "Dame"¬-
Mi Razón -La Vida¬-
No la hubiese tenido -de no ser por El-
¬Mejor Caridad sería
Dejarme a mí en la Tumba del Atomo¬-
Alegre, y ser Nadie, y divertida y ser nula-
¬Ante esta astuta Miseria.


XXI


La oración es un pequeño recurso
Por la Cual los Hombres alcanzan
La Presencia -que les es negada-
¬Ellos arrojan sus Discursos


Por esa razón -a los Oídos de Dios¬-
Si a ellos El escucha¬-
Esta suma de Mecanismos
Contiene Oraciones¬-


XXII


Uno y Uno -es sólo Uno¬-
Dos -finalmente usaremos-
¬Demasiado bueno para los Colegios¬-
Aún para la Elección de las Minorías-

¬La vida-por cierto-o la Muerte-
O la Eternidad¬-
Mas -sería muy vasto
Para el Alma comprenderlo-


XXIII


Vine a comprar una sonrisa -hoy-
¬Pero solamente una sonrisa¬-
La más pequeña de tu cara
Me vendría bien también-
¬Aquella que nadie extrañaría
Brillaría tan diminuta¬-
Estoy rogando en el "mostrador"-señor¬-
Me la puede vender¬-
Tengo diamantes -en mis dedos¬-
¿Sabe lo que son Diamantes?
Tengo Rubíes -como la Sangre del Ocaso¬-
¡Y un Topacio -como la Estrella!
¡Podría ser "un negocio" para un Judío!
Diga -¿podría serlo -señor?


XXIV


La noche era amplia y poco cubierta
Pero con una sola Estrella¬-
Que al encontrarse con la Nube-
¬Desaparecía -por temor¬-


Acosó el Viento al pequeño Arbusto¬-
Y le barrió las Hojas
Noviembre se esfumó -a lo alto
Y rozó el Alero¬-


Ninguna Ardilla se alejó-
¬Un Perro de pies pesados
Como de intermitente Felpa, él oyó
Por la Calle Solitaria¬-


Para sentir si lo Invisible es ligero
Y cercano al fuego¬-
Acercó su pequeño Sillón Hamaca-
¬Y tembló por los Pobres¬-


La Gentil Señora de la Casa continuó su labor¬-
Qué Placentero -dijo ella¬-
En el opuesto Sofá¬-
La Nevisca -sin Ti-


XXV


No puedo vivir contigo-
Eso sería Vida¬-
Y la Vida está allá¬-
Detrás del Estante
El Sacristán tiene la llave también¬-
Que guarda
Nuestra Vida -Su porcelana-
¬Como una Taza¬-


Abandonada por el Ama de casa-
¬Suelta -o Rota¬-
Una nueva de Sevres por favor¬-
Las viejas se rompen¬-
No podría morir -contigo-¬
Porque Uno debe esperar
Para cerrar la mirada al Otro¬-
Tú -no podrías¬-


Y yo ¿Podría quedarme a tu lado
Y ver como -te enfrías-¬
Sin mi Derecho a Congelarme-
¬Privilegios de la Muerte?


Ni podría resucitar –Contigo-
¬Porque tu Rostro
Borraría el de Jesús¬-
Esa Gracia Nueva


Brillaría simple -y extraña
En mi Ojo nostálgica-
¬Excepto por Ti por El
Brillará más cercano-
¬Nos juzgarían -Cuánto
Por ti -serviste al Cielo -ya lo sabes,
O lo intentaste¬-
Yo no pude¬-


Porque saturaste la Mirada¬-
Y Yo no tenía más Ojos
Para sórdidas excelencias
Como es el Paraíso
Y si tú te condenaras, yo también¬-
Aunque Mi Nombre
Sonara más alto
En la fama Celestial¬-


Y si tú -te salvaras-
¬Y yo me condenara
Donde tú no estás¬-
Eso sería -para Mí el infierno¬-
De modo que debemos separarnos-
¬Tú allí -yo-aquí¬-
Con la puerta entreabierta
Esos Océanos son -Oraciones¬-
Y toda esa Sustancia blanca-
¬Desesperación-


XXVI


El amanecer nos convoca a Ambos-
¬El Este -Su Verdad Púrpura
Comparte con las Colinas¬-
El Mediodía desplegó su Azul
Hasta que Un Aliento nos tapó a los Dos¬-
Lejanos -quietos¬-


No olvida la noche
Para Cada Uno un Candil -colocar-
¬Pabilos bien encendidos¬-
El Norte -Su deslumbrante Señal¬-
Erguida en medio del Yodo¬-
Hasta que Ambos -lo podamos ver-

¬Los Oscuros Brazos de La Medianoche
Encerró Hemisferios y Hogares
Y así
Sobre su Regazo -Uno¬-
Y uno, sobre Su Dobladillo¬-
Ambos acostados¬-


XXVII


Envidio los Mares, donde El navega-
¬Envidio los Rayos de Ruedas
De Carruajes, que los transportan-
¬Envidio Torcidas Colinas
Esa visión sobre Su viaje¬-
Qué fácil es para Todos poder ver
Lo que es totalmente prohibido
Como el Cielo -para mí¬-
Envidio los nidos de Gorriones¬-
Que espían Sus distantes vísperas-
¬La pudiente Mosca sobre Su Cristal-
¬Las felices -felices Hojas¬-
Que junto a Su Ventana
Tienen el permiso del Verano para jugar-
¬Los Aros de Pizarro
No podrían conseguirlo para mí¬-
Envidio la luz -que lo despierta-
¬Y las Campanas -que escandalosas tañen-
¬Para decirle que es mediodía, allá lejos-
¬Yo misma -sería mediodía para El¬-
Todavía prohiben -Mi floración-
Y anulan -mi abeja¬-
A no ser que el Mediodía sea una interminable noche
Y nos deje caer a Gabriel -y a Mí-


XXVIII


Fue una larga Partida -pero el tiempo
Para Entrevistas -había Llegado-
¬Ante el Trono del Juicio de Dios-
¬La última -y segunda vez


Estos Amantes Descarnados se encontraron-
El Cielo en una Mirada¬-
Un Cielo de Cielos -el Privilegio¬-
La mirada mutua en los Ojos¬-


No tenían Tiempo -por delante¬-
Vestidos como los nuevos¬-
No nacidos -excepto porque se habían visto¬-
Nacidos infinitos -ahora-


Una Boda como ésta -¿hubo alguna vez?-
¬El Paraíso -como Anfitrión¬-
Y un Querubín -y un Serafín-
¬Los Discretos Invitados¬


XXIX


De todas las Almas que han sido creadas¬-
He elegido -Una¬-
Cuando el Sentido del Espíritu -se clasifica aparte-
¬Y el Subterfugio -ya está¬-
Cuando lo que es -y lo que fue
Apartados -intrínsecos -permanezcan¬-
Y este breve drama de la carne¬-
Se disperse -como Arena¬-
Cuando las Figuras muestren su Frente real¬-
Y las Brumas -se batan en retirada,
¡Contemplar el Atomo -prefiero¬-
A todas las Listas de Arcilla!


XXX


Un Pensamiento subió a mi mente hoy-
¬Que ya tuve antes¬-
Pero que no terminó -algún tiempo atrás¬-
No podría fijar el Año¬-


Ni adónde -ni porqué regresó
La segunda vez a mí¬-
Ni en definitiva qué es lo que fue-
¬Tengo el Arte de decirlo¬-


Pero en alguna parte -en mi alma-lo sé-
¬Lo encontré antes
Me hizo recordar -eso es todo¬-
Y no volvió nunca más¬-


XXXI


El Corazón pide Placer -primero¬-
Y luego -excusa para el Dolor¬-
Y luego -estos pequeños Anodinos
Que matan el sufrimiento¬


Y luego -para irse a dormir-
¬Y luego -si debe ser¬-
La voluntad de su Inquisidor
El privilegio de morirse-


XXXII


Era demasiado tarde para el Hombre-
¬Pero temprano, aún, para Dios¬
La Creación -impotente para ayudar¬-
Pero el rezo -permaneció- de Nuestro Lado¬-


Qué excelente el Cielo¬-
Cuando la Tierra -no nos es dada¬-
Qué Hospitalario -entonces-el rostro¬-
De nuestro Viejo Vecino -Dios¬-


XXXIII


Dos Tramos tiene cada Día¬-
Es absolutamente Extenso
Y superior el Área
Para la Esperanza o el lento Horror¬-


La Eternidad puede ser
Velocidad o Pausa
A los Signos Fundamentales
De Fundamentales Leyes.

El morirse no es partir¬-
En el Consumado Viaje del Destino
Ningún Territorio es estaqueado¬-
Quédate tal cual eres.